Una potente tormenta con fuertes vientos y mucha nieve golpea al este de Estados Unidos, incluida la capital, mientras las autoridades urgían a millones de personas a buscar refugio, advirtiendo que lo peor estaba aún por llegar. 

Los medios estadounidenses informaron que al menos nueve personas murieron en las últimas horas del viernes por causas relacionadas con la tormenta, que se espera que dure hasta el domingo y que ha sido apodada "Snowzilla" por la prensa.

Los meteorólogos advirtieron que la tormenta puede acumular la inusual cantidad de más de 60 centímetros de nieve sobre Washington y las áreas vecinas al final del sábado, y pidieron a los residentes de las zonas afectadas a mantenerse en sus hogares.

"Quiero ser muy clara con todos. Vemos esto como una tormenta mayor. Tiene implicaciones de vida o muerte", declaró la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, a los periodistas.

La alerta es válida para una franja de la costa Atlántica estadounidense, desde Washington hasta Nueva York.

La tormenta afectaba a unos 85 millones de estadounidenses, una cuarta parte de la población del país, y podría causar daños por más de 1.000 millones de dólares, según funcionarios del servicio meteorológico nacional.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios