El intendente de la ciudad de La Plata, Julio Garro, lamentó los incidentes registrados hoy frente a la sede municipal, pero aclaró que los disturbios los originaron "punteros de la vieja política" que "vinieron con palos y piedras para atacar a los policías".

"Lo que vivimos en la municipalidad no tiene que ver con trabajadores que vinieron a reclamar pacíficamente", expresó Garro en su cuenta de Twitter y afirmó que "lamento lo sucedido hoy. Un grupo de 200 individuos se presentó frente a la municipalidad con claras intencionalidades políticas".

Garro se refirió así a la represión registrada esta mañana entre personal de Infantería apostados frente a la sede municipal y unos 200 ex empleados municipales cuyos contratos caducaron el 31 de diciembre último.

"Tomamos una decisión política: el 31/12 decidimos no renovar los contratos de puestos políticos y empleados de papel. La ley nos ampara" e informó que "estamos haciendo una revisión de cada caso porque no podemos permitir que haya militantes y punteros con sueldos pagos por los vecinos. Si algún empleado se le venció un contrato, presta un servicio y es funcional al crecimiento de la Ciudad, continuará trabajando".

Remarcó que "desde el 31/12 la Dirección de Personal estuvo abierta para revisar casos. Pero no fueron. Vinieron con palos y piedras a atacar a los policías".

Respecto a la protesta, aseguró que la protagonizaron "punteros de la vieja política" que "en menos de 20 minutos se organizaron y apedrearon a los efectivos policiales que estaban custodiando los ingresos al Palacio".

"Los platenses tengan la seguridad de que hay un gobierno firme y que los que hicieron esto van a quedar presos", prometió en su cuenta.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios