Un hombre se enfureció luego de que una grúa de la empresa Sistema de Estacionamiento Controlado (SEC) le llevara el automóvil porque había cometido una infracción.

El sujeto se dirigió el pasado jueves por la tarde a la playa donde estaba el vehículo, en la zona de Constitución,  y reclamó en forma vehemente sobre la situación que le parecía injusta.

Al igual que en la película Relatos Salvajes, donde Ricardo Darín comienza a romper un vidrio en una oficina, el hombre comenzó a insultar, gritar y se quiso ir sin pagar. Como el playero le cerró la barrera, bajó con un fierro y destrozó los vidrios de dos garitas del lugar.

Finalmente, el individuo fue detenido.

adentro.jpg

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios