El Senado comenzó a enviar telegramas de despido a algunos de los 2.035 contratados durante la gestión del ex vicepresidente Amado Boudou y pasados a planta permanente entre enero y noviembre del año pasado, según informaron hoy fuentes de la cámara alta.

No obstante la decisión de cursar los despidos, la comisión especial integrada por representantes de PRO, el peronismo federal y el Frente para la Victoria va a continuar con el estudio caso por caso.

De los telegramas fueron excluidos los agentes de la administración del Senado enmarcados en la legislación nacional que obliga al Estado a contratar a personas con discapacidad o a sus padres y tutores.

“Los telegramas se están enviando. Es automático a partir de la firma del decreto presidencial", destacaron las fuentes de la Secretaría Administrativa de la Cámara.

En ese sentido, agregaron que la comisión revisora ya comenzó a funcionar y que, pese a que el decreto es “operativo”, su puesta en vigor “no impide que no se lleve a cabo el proceso de revisión”.

Por su parte, el representante del gremio de trabajadores legislativos, Norberto Di Próspero, le dijo a Télam que por ahora no se iba a llevar adelante ninguna medida de fuerza por estar llevando a cabo una negociación sobre el tema.

“Nos encontramos en plena negociación con las autoridades de la Cámara. Por ahora no vamos a llevar adelante ninguna medida de fuerza”, indicó.

Durante la semana, Di Próspero mantuvo reuniones con el secretario Administrativo de la Cámara, Helio Rebot, y con el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, con quien hablaron sobre la decisión de la presidenta Gabriela Michetti de eliminar los contratos firmados por Boudou durante los últimos meses del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Según anunció en su momento Michetti en declaraciones a la prensa, con los 2.000 nuevos contratados la planta de empleados permanentes de la cámara alta ascendería a más de 6.000 empleados.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios