Los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli terminaron hoy primero y segundo en cuatriciclos y el francés Stephane Peterhansel (Peugeot) se subió a lo más alto del podio en autos, en la sexta etapa del Dakar 2016, disputada en Uyuni (Bolivia) y la más larga de la competencia.

La victoria de Marcos Patronelli (Yamaha) y el segundo lugar de Alejandro (Yamaha) rememora los años dorados de esta dupla, que desde que el Dakar llegó a Sudamérica alternó triunfos y cuatro campeonatos, dos para cada uno.

La última victoria efectiva del menor de los hermanos había sido en 2014, previo a su temprano abandono por un accidente.

La tercera etapa de este Dakar, entre Termas de Río Hondo y Jujuy, había sido ganada por Marcos aunque horas después la organización modificó los tiempos porque el último punto de velocidad donde el piloto había logrado el mejor tiempo había sido anulado de la hoja de ruta el día anterior.

"No me venía saliendo una, pero esta etapa me deja contento. Fue muy linda. Lo peor está por venir", dijo en el campamento de Uyuni.

La etapa de hoy que se corrió sobre un trazado bucle Uyuni-Uyuni tuvo un total de 723 kilómetros para autos, motos y cuatriciclos, con una especial de 542 kilómetros, que exigió el máximo nivel de concentración a los pilotos, muchos afectados por la altura.

Tierra, arena, partes veloces y otras muy lentas, sumadas a los 3.500 y 4.200 metros de altitud de algunos tramos de carrera, convirtieron a esta etapa en la más compleja de las corridas hasta ahora.

Fueron las motos y los cuatrciclos los que más sufrieron los embates del camino, con varios abandonos por caídas, entre ellos el del chileno Ignacio Casale (Yamaha), firme candidatos al título en quad.

El chileno sufrió una caída que le provocó la rotura de la clavícula, por lo que cerca de las cuatro de la tarde llegó al campamento de Uyuni en ambulancia, inmovilizado y mascando coca.

Lejos de estos contratiempos, Marcos Patronelli completó la especial de 542 kilómetros en 6h53m39s y relegó a Alejandro por 6m39s y al sudafricano Brian Baragwanath por 8m21s.

El ruso Sergei Karyakin (Yamaha); el argentino Jeremías González Ferioli (Yamaha) y el boliviano Walter Nosiglia (Honda), llegaron cuarto, quinto y sexto, respectivamente.

El menor de los Patronelli lidera ahora la general con un tiempo total de 24h01m27s; segundo está Alejandro a 2m48s; tercero Karyakin a 5m39s; cuarto el peruano Alexis Fernández a 21m01s y quinto González Ferioli a 24m09s

Sí de victorias dakarianas se trata, Peterhansel ganó su 34º etapa en autos (tiene 33 en motos) y sumó otra especial para Peugeot, equipo que monopolizó hasta ahora los triunfos de este Dakar 2016 en la categoría.

El once veces campeón del Dakar ganó la etapa tras completar una especial “perfecta y sin contratiempos”, en un tiempo de 5h01m07s, y asumió el liderazgo de la categoría.

“Fue una etapa genial, en la que ni siquiera sufrimos pinchazos”, relató el francés, quien con este triunfo escaló al primer lugar de la clasificación general, aunque con apenas 27s sobre su compatriota Sebastien Loeb.

El español Carlos Sainz, ganador en 2010, llegó segundo a la meta a sólo 17 segundos de Peterhansel y marcó el 1-2 del día para Peugeot.

En cambio, el hasta hoy imparable Loeb tuvo una etapa con algunas complicaciones, primero con un pinchazo y después con un problema eléctrico que bloqueó el acelerador. El jueves, su compañero de equipo -Cyril Despres- había sufrido un problema eléctrico que lo relegó en la clasificación.

Pese a los problemas sufridos hoy, el campeón mundial de Rally arribó en el cuarto lugar, a 8m15s de su compañero Peterhansel.

El árabe Yazeed Al Rajhi aprovechó los problemas de Loeb para subir al tercer escalón del podio al quedar a 7m19s del ganador.

El qatarí Nasser Al Attiyah; el catalán Nani Roma y el mendocino Orly Terranova conformaron el mejor pelotón de MINI, con el quinto, sexto y séptimo puesto, respectivamente.

El cuyano fue el mejor argentino de la jornada en autos tras completar la etapa en 05h14m13a y arribar a la final de la especial a 13m06s de Peterhansel.

El otro argentino que selló otra buena actuación fue Emiliano Spataro (Duster) al terminar 13º a 22m31s de la punta.

Disputadas seis etapas, el Dakar tiene como líder de autos a Paterhansel con 18h26m20s; segundo a Loeb a sólo 27s; tercero a Sainz a 5m55s; cuarto Al Attiyah a 15m19s y quinto al sudafricano Giniel De Villers (Toyota) a 29m21s. En tanto, Spataro es el mejor argentino en el décimo puesto y Terrenova está 11º.

En motos, el australiano Tobby Price (KTM) hizo doblete al adjudicarse su segunda etapa consecutiva tras completar una accidentada especial para varios de sus compañeros, en 5h51m48s.

Price, ganador también de la segunda etapa entre Termas y Jujuy, llegó a toparse con uno de los autos que habían quedado atascados en la arena del kilómetro 22 de la especial, aunque sin consecuencias para ninguno.

El australiano aventajó a Matthias Walkner por 1m50s y al portugués Paulo Goncalves (Honda) por 1m12s, quien completó el podio de etapa.

En lo que fue una etapa muy complicada para las motos y que dejó varios abandonos, los argentinos Kevin Benavides y Javier Pizzolito, ambos con Honda, tuvieron suerte dispar.

El salteño arribó a la meta en el 17º porque sufrió la rotura de la torreta -la estructura donde los pilotos llevan el gps y la hoja de ruta- por lo que tuvo correr casi la mitad de la especial sosteniéndola con una mano.

Pero eso no fue todo y a 18 kilómetros del final un cable suelto de la misma torreta se enganchó y generó un falso contacto que provocó que se le apagara la moto, inconveniente que tardó varios minutos en solucionar.

Por su parte, Pizzolito se cayó de la moto y aunque el golpe no fue muy fuerte, dio con la cabeza de lleno en el piso y estuvo unos minutos inconsciente.

Pese al golpe, el piloto de Pinamar pudo seguir la carrera y terminó 38º.Con estos resultados, Benavides cayó en la clasificación general de motos del segundo al séptimo lugar, a 21m 04s del líder.

Benavides cayó del segundo al octavo, a 21m 04s, detrás del líder Goncalves (20h 23m 07s), quien es seguido ahora por Price a 35s y por Waklner a 2m 50s.

Los competidores reingresarán mañana sábado a territorio argentino, en la séptima etapa que unirá Uyuni con Salta (793 kilómetros totales y 353 km de especial), donde tendrán el ansiado día de descanso, para retomar con la octava etapa el lunes, hacia Belén (Catamarca).

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios