Jonathan Calleri realizó su último entrenamiento en Boca y se despidió de sus compañeros. Luego de la polémica con FIFA por una supuesta triangulación entre clubes, el jugador firmará su desvinculación tras ser adquirido por un grupo inversor en un valor de 12 millones de dólares. Un negocio importante teniendo en cuenta que la entidad xeneize había pagado 1.800.000 de dólares a All Boys

Sólo resta saber en qué club continuará su carrera por seis meses ya que se baraja la posibilidad de jugar en Brasil o en Italia. En el caso de la segunda posibilidad será para acostumbrarse al Calcio antes de dar el salto al ¿Inter de Milan?.

El Stellar Group, dueño del pase, pondrá los derechos federativos en Deportivo Maldonado Sociedad Anónima, el club uruguayo del que son propietarios. Y de ahí lo prestarán con el objetivo de que en junio de el salto a Europa.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios