El ciclo Nunca es tarde, conducido por Germán Paoloski en Fox Sports, tuvo como invitado a Pico Mónaco quien tuvo que someterse a un terrible desafío. Durante la entrevista, el conductor mandó al aire una placa con colas de famosas. Pero lo más llamativo del juego, es que aquellos gluteos pertenecían a las ex novias del tenista. 

En las imágenes aparecía Luisana Lopilato, Zaira Nara, Chechu Bonelli y por supuesto, Pampita Ardohain, su actual pareja. Nervioso por la situación en la que se encontraba, Pico tuvo que adivinar cuál era la foto de la modelo.

 

 

Tras tomarse su tiempo, Mónaco acertó: "Son guachos. Me quisieron hacer confundir. Pusieron anteriores relaciones. ¡Menos mal que la pegué! No fue fácil lo que hicieron. Si yo le erro tengo un quilombo espectacular", siguió. "Pensé que era una charla entre amigos", concluyó con humor Pico Mónaco. Cabe destacar que el tenista escogió correctamente y se evitó un gran problema en casa. 

 

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios