La música y Argentina está de luto. Hace minutos, se dio a conocer la noticia de que falleció Horacio Guarany a los 91 años en Luján. El prócer del folklore, fue un cantor, compositor y escritor argentino, que además ganó el Premio Konex de Platino en 1985 como el más importante cantante masculino de folklore de la historia de nuestro país. 

El cantante falleció de un paro cardiorrespiratorio. Guarany nació del matrimonio de un nativo de la zona bautizado como Jose Rodriguez y Feliciana Cereijo de Rodriguez nacida en Leon España. Su verdadero nombre era Eraclio Catalín Rodriguez, y vivió su infancia en Alto Verde un pueblito humilde del litoral Argentino, donde empezó a descubrir su vocación por crear canciones viviendo y sintiendo la realidad de su pueblo.



 


Comprometido con sus vivencias y el duro vivir del gaucho argentino, viajó a Buenos Aires capital federal de la República Argentina a los diecisiete años, a probar suerte y con el sueño inalterable de realizarse como cantante. Aún así, pasó bastante tiempo cantando tangos, boleros y todo tipo de canciones para poder tener para comer, fue también marinero, hasta que pudo imponer un estilo sin igual, donde prevalecía canciones folklóricas comprometidas con el amor, los trabajadores, las injusticias y la lucha contra todo tipo de regímenes autoritarios. El maestro Herminio Gimenez lo contrató para cantar en su orquesta, de esta forma nació el cantor. 




Es importante destacar, que fue uno de los pioneros que inauguraron el famoso Festival Nacional de Folklore Argentino de Cosquín en la provincia de Córdoba en 1961, y su participación se hizo un clásico donde miles de hombres y mujeres cantaron, bailaron y aplaudieron su obra. En 1972 filma su primer largometraje cinematográfico titulado "Si se calla el cantor" con Olga Zubarry, que trata del triunfo de un hombre como cantante, luego de terribles experiencias de explotación. Luego en 1974 dirigido por el mismo director Enrique Dawi, filma "La vuelta de Martin Fierro" con Onofre Lovero, un relato paralelo de la vida de Jose Hernandez y su obra.

Querido por todos y siendo un cantor popular por excelencia, debió abandonar el país en la década del 70, ante las reiteradas amenazas y atentados realizados a él, su familia y sus pertenencias. A pesar de eso, el exilio en España, no doblegó sus fortaleza, ni el cariño de su seguidores.




Hoy, no cabe duda, que los argentinos siempre recordarán con cariño al gran cantante. 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios