El sistema por el cual un cliente puede “extraer” dinero de manera directa en un comercio sufrió modificaciones en lo que respecta a su límite máximo. La medida, que parece benéfica para los consumidores, supone un fuerte ahorro para los supermercados, farmacias, estaciones de servicio y casas de electrodomésticos que ofrecen esta opción.

Ya, desde hace algunos años, algunos comercios pusieron a disposición el sistema de Extracash de Visa y CashPlus de First Data, que tenía un máximo de 3.000 pesos que se podía extraer con una compra. Pero ahora la cifra se elevó a 5.000 pesos.

El objetivo de esta medida no es atraer más clientes con esta opción, sino aliviar la carga de efectivo en la caja registradora y, de esa forma, ahorrar en el transporte diario de caudales. Es decir, como se anticipada, más allá de ser un supuesto beneficio para los clientes, es más bien un enorme beneficio para los comercios.

Esto es lo que persiguen las grandes cadenas de supermercados, de farmacias, de electro y estaciones de servicios. Y con este mismo esquema, los bancos también empezaron a actualizar sus límites de extracciones en los cajeros automáticos.

Cada banco maneja entre 20 y 25 distintos tipos de límites, ya que se los asignan a diferentes segmentos de clientes: un plan social, un jubilado que cobra la mínima, una jubilación más alta, un plan sueldo. El monto más alto que se puede extraer siempre es en el mismo banco donde se tiene la cuenta. Si es otra entidad, pero de la misma red de cajeros, el monto es menor.

Así, el ajuste por la crisis también adquiere esta forma, que lo que en un principio parece un beneficio para el consumidor, en el fondo esconde un recorte fuerte en la contrataciones de blindados.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios