La lluvias de los últimos días produjeron estragos en vastas zonas del campo argentino. Casi 10 millones de hectáreas fueron afectadas de manera muy grave, incluso, muchas de ellas continúan hoy bajo el agua.

En este contexto, la industria alimenticia ya comenzó a hacer cálculos, e indicó a las cadenas de supermercados y de mayoristas que es casi un hecho que en las próximas horas se aumenten los precios de la carne, harina, panificados, y los lácteos. La suba rondaría aproximadamente entre un 10 y un 20%. Todo esto, para paliar el faltante, que igualmente se hará notar, especialmente con el correr de las horas y los días.

Ver relacionadaYa se registran 10 millones de hectáreas del país afectadas por las inundaciones

El dato fue revelado por fuentes allegadas a las grandes cadenas comerciales, quienes indicaron haber recibido llamadas telefónicas de sus proveedores con las advertencias de los futuros incrementos, que ascenderán al 20 por ciento. “Por las pérdidas derivadas de las inundaciones, los proveedores nos están avisando que no habrá carne y que de acá a 60 días puede haber incrementos del 20 por ciento”, aseguraron desde el sector.

Las consecuencias en los precios en góndola también se observarán en la harina de trigo y todos los bienes derivados, debido a la inundación que afectó al cereal, y en menor medida, a los productos lácteos. “Vienen dos meses muy complicados, tanto para los productos cárnicos como para las harinas. Los proveedores están informando para que no nos sorprendamos los hipermercados que somos los clientes”, dijeron las fuentes. El universo de alimentos con remarcaciones es enorme. Los propios cortes de carne, pasando por las salchichas, picadillos, paté y las hamburguesas, que son un mercado muy fuerte, subirán los precios por la escasez de ganado. Asimismo, “el trigo fue muy afectado y es el principal insumo de la harina. Esto nos lleva a asegurar que aumentarán el pan, las pizzas, tartas, empanadas, galletitas; más de la mitad de los productos de los supermercados tienen harina”, relataron desde los hipermercados.

En cuanto a los lácteos, si bien hay muchos tambos inundados, el golpe no será tan significativo porque la cuenca lechera abarca también a las provincias de Córdoba y Santa Fe. Las intensas lluvias que azotaron a la Pampa Húmeda durante el fin de semana pasado dejaron secuelas de gravedad, principalmente en el sector agrícola bonaerense y de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, que en total ya contabilizan cerca de 10 millones de hectáreas.

Ver ademásCampo: las intensas lluvias agravan aún más la situación

La serie de incrementos de precios se dará justo cuando el consumo masivo en los hipermercados había mejorado levemente en agosto, respecto de meses anteriores. La comparación en todos los meses del año fue negativa, aunque según fuentes del sector hipermercadista, “el consumo mejoró en agosto porque están ‘cayendo’ las primeras cuotas de las paritarias”.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios