Se enciende la alarma en Boca Juniors. Una situación muy similar a la novela Mario Alberto Kempes /Selección Argentina. Tras las intensas lluvias y el partido ante Aldosivi, La Bombonera quedó en pésimo estado de cara al partido ante Deportivo Cáli (miércoles 20) y el Superclásico (domingo 24).

Mientras las lluvias continúan en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el pronóstico no augura buen clima, el estado en que quedó el césped del Alberto J. Armando ya genera incógnitas ¿Llegará en condiciones?.

La demanda del estadio ante partidos tan importantes de cara al futuro, no le permitirá a Boca tener tiempo para reparar el campo de juego. El partido del miércoles podría jugarse otra vez con lluvia y tras ese encuentro quedarán tres días para trabajar de cara al segundo enfrentamiento oficial del año ante River.

Con este oscuro panorama, solo resta esperar que el clima ceda y que el césped se arruine lo menos posible. El superclásico está cada vez más cerca.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios