Lo que parecía un entrenamiento más en Casa Amarilla terminó en escándalo. Juan Manuel Insaurralde y Jonathan Silva, ambos defensores de Boca Juniors discutieron por una jugada pero al instante se agarraron a trompadas. Por suerte, sus compañeros los separaron rápidamente. El técnico Guillermo Barros Schelotto los echó de inmediato y luego su hermano Gustavo charló con ellos en el vestuario. Todavía no hablaron ninguno de los dos involucrados ni tampoco se informó si serán sancionados.

 

 

No es la primera vez que Insaurralde tiene un conflicto en un entrenamiento. En el 2010 tuvo un encontronazo con Jesús Méndez, aunque no fue tan violento.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios