El presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, confirmó que intentará copiar el modelo de la Champions League para la edición de la Copa Libertadores 2018, con una duración de un año y un solo partido final en un estadio determinado.

"Nunca estuve de acuerdo con este formato (seis meses) porque se corta en un momento muy importante la competencia y se prolonga mucho; además, hay modificación en los jugadores de cada equipo. Por eso hay que rediseñar todo y hacerlo en conjunto", detalló en una entrevista al diario El Tiempo, de Colombia.

"A diferencia de como fue en el pasado, en el que los clubes se tenían que adecuar a las normativas y no tenían opción, acá vamos a abrir las puerta y sentarse con los protagonistas y juntos pensar todo", comentó.

El nuevo modelo estipula una cancha neutral para dirimir la final a diferencia de una serie ida y vuelta como la actual y la duración pasaría de seis meses a un año. "Sólo un encuentro que se pueda ir moviendo por los 10 países", detalló.

"Tendremos maneras de sustituir ese valor de las taquillas de los partidos de ida y vuelta, porque se trabajaría con licitación y que cada país proyecte una ciudad y se encargue de trabajar para que paguen a los equipos ese valor. Además, los premios se incrementarán para los clubes", agregó.

Domínguez asumió en el cargo más alto del Confederación Sudamericana de Fútbol en enero de este año, luego de la salida de su compatriota Juan Ángel Napout, quien fue detenido en diciembre del 2015 por el escándalo del FIFA Gate.

Mientras tanto con la puja por los derechos televisivos del posible certamen sostuvo lo siguiente:"En esa licitación entraría también la televisión. Esto será a partir del 2018 por el contrato actual. Estamos estudiando el sistema UEFA para lo que es 'Champions' y Liga de Europa, para hacer algo similar".

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios