Pece a haber clasificado a cuartos de final de la Copa Sudamericana al vencer anoche a Atlético Tucumán por 2-0, la fiesta para los hinchas de Independiente de Avellaneda se vio empañada por los incidentes con la policía que generó una fracción de la barra del Rojo, y que dejó como saldo 3 heridos y, al menos,  127 detenidos.

 

 

Los disturbios comenzaron al finalizar el encuentro, cuando varios hinchas, que en el ingreso habían discutido con los efectivos policiales por la posesión de bengalas que les fueron incautadas, iniciaron un nuevo conflicto.

Los barras lanzaron piedrazos contra los oficiales de seguridad, que respondieron inmediatamente con gases lacrimógenos y balas de goma, mientras que la mayoría de los hinchas intentaban mantenerse a salvo mientras se retiraban del estadio Libertadores de América.

 

 

"En este momento gran parte de la barra de Independiente está detenida. Ya en la previa hubo problemas por las bengalas, y luego agredieron a la policía cuando se los quiso identificar. La gente normal se fue en paz a su casa, pero la barra está presa y quedó a disposición de la justicia", le comunicó Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreViDe) a Radio La Red.

Los detenidos fueron acusados de resistencia a la autoridad y pasaron la madrugada en la comisaría 1° de Avellaneda.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios