Las huellas de Darwin y las muchas especies endémicas que las habitan son un poderoso imán para los amantes de la naturaleza y la vida silvestre.

Aunque recorrerlas en su totalidad llevaría varios meses, o varios viajes, con una escapada de cuatro o cinco días es posible tener un breve muestrario de lo que allí se puede encontrar.

 


Sea cual fuera la isla que se escoja como base, los Pinzones de Darwin, lo acompañarán muy a menudo.

 


Los Pinzones de Darwin , cuentan con muchas variedades. Aquí una reinita amarilla.

 


Son pequeñas y se mueven muy rápido, pero si uno está atento, seguramente cruzará más de una de los coloridas lagartijas de tierra

 


Las Iguanas de tierra son una de las especies que más abundan. Es probable que comience a divisarlas a su llegada, en el mismo aeropuerto.

 


Si se elige pasar una tarde en alguna de las muy bellas playas, seguramente le tocará compartirla con las Iguanas de agua.

 


Si se elige pasar una tarde en alguna de las muy bellas playas, seguramente le tocará compartirla con las Iguanas de agua.

 


Para conocer otras especies  más específicas, es  necesario tomar alguna de las innumerables excursiones que se ofrecen. Aquí, un  León marino en la Isla Plaza Sur.

 


En las mismas islas Plaza  también podrá cruzarse con estos vistosos cangrejos adultos de intenso color naranja.

 


Una de las aves características de Galapágos es el Piquero de patas azules.

 


Las imágenes de los Piqueros de Patas Azules sobrevolando la excursión son majestuosas. 

 


En alguna roca cercana, probablemente pueda divisarse una Garza Ceniza  atenta al paso de la nave.

 


La Fragata magnífica es otra de las aves que deslumbran con su vuelo.
El macho tiene su característico buche rojo que en épocas de celo se inflará para seducir a la hembra.

 


La Fragata magnífica hembra no quiere quedarse fuera de la exhibición que nos daba su pareja.

 


Otra de las aves  propias de las Islas son las simpáticas Gaviotas  de cola bifurcada. Como muchas especies, ni se inmutan ante la presencia de extraños. 

 


Para cerrar y dejando por un momento el agua, la excursión no sería completa si no se va a las zonas altas y húmedas en busca de las Tortugas Gigantes, símbolo de Galápagos.

 

PH: Alejandro Ottoboni 

 

Comentarios
Comentarios