El fiscal Federico Delgado pidió al juez Sebastián Casanello que llame a indagatoria al empresario Martín Gontad, organizador de la fiesta Time Warp en Costa Salguero, donde murieron cinco jóvenes que consumieron la droga "superman" y otros 5 están internados por el consumo de estupefacientes.

Delgado indicó el objetivo de la investgación es encontrar el vínculo entre la organización de una fiesta, el despliegue que tuvo y las cinco muertes que se produjeron en el lugar. El fiscal sostiene que Gontad fue uno de los responsables de la organización del evento. 

En el marco de la causa, Gontad había brindado una declaración testimonial, pero no indagatoria. En su primer testimonio, el empresario había dicho que era un asesor de contenidos y que de ello depende su paga y de cómo haya resultado el evento. 

El fiscal consideró que hubo "zona liberada” en la noche del sábado para que se puedan vender las drogas que temrinaron con la muerte de cinco chicos y que tiene a otros 5 internados. Además, acusa a los organizadores de encubrimiento por la cantidad de objetos secuestrados en los operativos policiales.

Además, pidió que la ministra de Seguridad Patricia Bullirch ordene que haya prioridad en las pericias sobre los objetos incautados, entre ellos teléfonos celulares que aún no pudieron ser bloqueados. Apuntan a encontrar relación entre los acusados en mensajes de Whatsapp.

Por la venta de drogas fueron detenidos tres hombres, sospechados de ser los encargados de comercializar los estupefacientes. Lautaro Ignacio Crespo, de 22 años, Rafael Orlando Ramírez Lebrón, un dominicano de 39, y de John Sebastián Giraldo Guerrero, un colombiano de 28 fueron arrestados el miércoles en los allanamientos ordenados por el juez Casanello, quien recibió información que los vinculó con la comercialización de la droga sintética.

Según fuentes judiciales, el más complicado sería Crespo, a quien le encontraron "envoltorios de pequeñas dimensiones conteniendo en su interior una sustancia en polvo cristalina similar al cristal", además de 210 mil pesos, cigarrillos de armado casero, una pipa para fumar marihuana, entradas para el Time Warp y una balanza, entre otras evidencias.

También había en su poder tres celulares, tres frascos de vidirio con flores de marihuana y una bolsa tipo ziploc "conteniendo 17 pastillas de diversos colores, formas y diseño", según el acta de detención.

La voz del joven aparecería en escuchas telefónicas donde se aludiría a la venta de pastillas en esa fiesta electrónica.

Comentarios
Comentarios