Una mujer de 28 años de edad tomó un taxi en el barrio de Flores. Según indicó la joven, apenas una cuadras después de abordar el vehículo, el chofer comenzó a insinuarse sexualmente y a manosearla. 

Ante la situación desesperante, la mujer tomó la determinación de arrojarse del auto en movimiento. Lo que le produjo fuertes golpes en brazos y gran parte de su cuerpo, al caer sobre el asfalto de la calle.

Ahora, la Policía de la Ciudad busca al chofer del taxi, basándose en las descripciones de la joven víctima. Los efectivos policiales concentran su búsqueda en la Avenida San Pedrito y calle Bilbao, del barrio porteño de Flores.

Por su parte, la mujer debió ser trasladada al Hospital Piñeiro, en donde se le diagnosticaron politraumatismos y permanece con consigna policial.

Zona del hecho:

Comentarios
Comentarios