Durante los últimos días, se vivió una situación extrema en el sur del país por las bajas temperaturas, los temporales y la gran cantidad de nieve, derivando en cierre de aeropuertos, rutas y hasta falta de suministros. Esta madrugada la situación se puso aún peor, cuando el Servicio Meteorológico Nacional señaló los 22,4 grados bajo cero en Bariloche. 

Con esa cifra, alcanzada poco después de las tres de la madrugada, se estableció una nueva marca mínima después de 54 años, cuando se habían registrado los -21,1°C el 30 de junio de 1963. 

Bajo emergencia climática, la ciudad rionegrina es una de las más afectadas del sur, donde cientos de personas no pueden volver a sus casas por los vuelos cancelados. 

Comentarios
Comentarios