2

Después de más de 30 horas de conflicto, y luego de tres reuniones entre los representantes de los manteros y del Gobierno de la Ciudad, el ejecutivo porteño formalizó una oferta a los delegados de los vendedores ilegales, que ahora deberán decidir en asamblea si la aceptan o no.

La oferta consiste en dos puntos. Por un lado, se les ofreció un incentivo económico de $11.700 durante dos meses. Y por otro, trasladarlos a dos predios cercanos a Plaza Miserere.

Según explicó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, para que el pago se haga efectivo, los manteros deberán realizar un curso de "emprededorismo e inserción laboral" a cargo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); inscribirse al monotributo social, tener una caja de ahorro en el Banco Ciudad; y "no desarrollar actividad ilegal durante el período de capacitación".

Uno de los predios que ofreció la Ciudad está ubicado en Perón y Ecuador, que tiene unos 100 puestos listos para que los manteros comiencen a vender su mercadería. El otro también se encuentra cerca de la zona de Once, y estará listo en unos "15 o 20 días". Allí entrarían unos 300 puestos. 

2 · Comentarios