El fotógrafo  Aaron Sheldon ha reavivado una curiosidad infantil y  gracias a los cuatro años de edad, de su hijo, realizó la serie de este pequeño astronauta.

Comentarios
Comentarios