0

Un reciente estudio realizado por un grupo de científicos de la ciudad china de Liuyáng determinó que luego de la concepción, la presión en los vasos sanguíneos de la madre puede llegar a determinar el sexo de un niño.

Este grupo de investigadores arrojó ahora un nuevo concepto sobre los factores que podrían forjar el sexo del bebe, y es como se supone, en el preciso momento de la concepción.

Para realizar este estudio, se sometió a atención médica a más de 3 mil mujeres (todas chinas) que tenían dentro de sus planes el concebir un hijo. De todas ellas, un poco menos de la mitad quedó embarazada (exactamente 1411) y los posteriores nacimientos fueron: 672 niñas y 739 niños. En base a las observaciones, descubrieron que la presión arterial más alta estaba asociada con el nacimiento de bebes varones (nenes).

Del estudio además se desprende que la presión influye sobre la posibilidad de concebir un hijo, aunque, no determinaría al 100% el sexo del futuro bebe, ya que existen otros factores que aún se están descifrando para conocer a ciencia cierta como se termina “forjando” el sexo.

Los científicos todavía no saben con exactitud de qué manera la presión afecta al comportamiento de los espermatozoides y los óvulos. La hipótesis que manejan es que al requerir los embriones masculinos más energía y nutrientes en las primeros días de vida, una presión arterial alta les ayuda a sobrevivir. 

0 · Comentarios