Un comunicado de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de Buenos Aires y del FESPROSA, denuncia que la gobernadora María Eugenia Vidal habría incurrido en un acto de intimidación con los médicos que adhirieron al paro en unos 80 hospitales de la provincia durante la jornada del miércoles 11 de enero.

Según indicaron los sindicatos que nuclean a los trabajadores hospitalarios, desde el Ministerio de Salud se efectuaron auditorias para saber quien adherió al paro, y además se “militarizó” el acto central realizado en el Hospital de Wilde.

El CICOP informó que la medida de fuerza fue fuertemente adherida, pero que la misma fue acompañada desde Salud con auditorías al personal de varios hospitales, recabando información sobre quienes se habían adherido y efectuando controles.

En contrapartida, referentes de los trabajadores de salud lanzaron un interrogante al Gobierno, manifestando que: “¿y si el Ministerio de Salud se preocupara por estar presente en los hospitales que son su responsabilidad el resto de los días del año para comprobar en qué condiciones trabajamos?”.

“La movilización de CICOP en el hospital de Wilde estuvo acompañada por un llamativo despliegue policial, cuanto menos exagerado. ¿Y si se cumplieran los protocolos de seguridad acordados con el Ministerio, y la presencia policial estuviera garantizada en las entradas de las guardias se todos los días del año?"

Sostuvieron además que la medida de fuerza tuvo como objetivo "ratificar el pliego de reclamos en curso, con centro en salarios, desprecarización laboral, desgaste y residentes, e incorporando con la misma importancia la prevención de violencia en hospitales y centros de salud, por lo cual el paro de 24 horas tuvo su epicentro en el hospital de Wilde, por las agresiones padecidas por su personal en el públicamente conocido episodio de violencia del 1 de enero pasado", expresaron. 

Al respecto, el presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires, el médico Fernando Corsiglia, explicó que "sigue nuestro reclamo de la reapertura paritaria para el sector Salud que quedó trunca a fines de 2016 y exigimos además el cumplimiento de los acuerdos de anteriores paritarias que no fueron implementados, la falta de cumplimiento del pase a planta de los becarios ya acordados y la falta de avances en relación a la aplicación del cambio de régimen jubilatorio".

Comentarios
Comentarios