0

No hay muchas bebidas tan baratas, naturales y efectivas como el agua con limón. Por la facilidad de su preparación y su gran cantidad de beneficios es una costumbre que se viene practicando hace mucho tiempo y además es uno de los remedios naturales más conocidos que existen ya que sus propiedades inciden sobre distintas partes del organismo, desintoxican el cuerpo, ayudan a mantener una buena salud (y algunas cosas más). Acá te contamos un par! Asi que dejá de lado las gaseosas y tomá nota.

 

- Es desintoxicante:

Limpia y depura de manera natural el hígado, los riñones, la sangre y el sistema digestivo ya que elimina las toxinas (sustancias no deseadas) que va acumulando nuestro cuerpo a lo largo de los días. Y también combate el estreñimiento. Si sufrís de esto, ya sabés!.

 

- Es hidratante:

Su ingesta puede prevenir dolores de cabeza, taquicardia, el cansancio y mejorar el aspecto de la piel (adiós piel seca) que son síntomas de deshidratación. Empezar el día con un vasito de esta bebida es una buena forma de mantener el equilibro que necesitamos!.

 

- Fortalece nuestro sistema inmunológico:

El limón aumenta nuestras defensas de manera natural por su alto contenido de vitamina C, esencial para nuestro organismo. También puede combatir, acortar la duración de los resfriados y/o gripe, y aliviar sus síntomas. También protege a las células de determinados tipos de cáncer.

 

* Mejora el aliento:

Combate las bacterias de la boca, y además nos aporta frescura para eliminar al instante el mal aliento. Atenti! Es fundamental combinarlo con agua (y en lo posible lavarse los dientes después) ya que el ácido del limón puede estropear el esmalte.

 

* Ayuda a perder peso:

Facilita la digestión, la eliminación de toxinas y aumenta la temperatura corporal acelerando la combustión de grasa. Además es diurético, favorece la eliminación de líquidos, no la retención! Si la complementás con una buena alimentación, te será más fácil deshacerte de esos “kilitos” indeseados.

 

* Tiene propiedades antioxidantes:

La vitamina C es uno de los mejores antioxidantes que existen y el limón contiene mucha de ella! Nos ayuda a mejora la calidad de la piel, previene la resequedad, la formación de arrugas y combate el acné (mejor, imposible!). Además no nos olvidemos que estamos tomando agua, necesaria para hidratar el cuerpo, para tener una buena piel (entre otras cosas).

 

* Equilibra el PH de nuestro organismo:

El agua con limón alcaliniza el cuerpo y equilibra el PH! Tomar esta bebida regularmente puede ayudarnos a eliminar la acidez total del cuerpo, incluyendo el ácido úrico de las articulaciones, que es una de las principales causas del dolor y la inflamación.

 

Para sacarle provecho a full te aconsejamos que uses agua mineral, limones frescos (si son orgánicos, mejor) que la temperatura sea tibia (ni demasiado fría ni demasiado caliente) y tomarla en ayunas, ni bien te levantas (inclusive antes de lavarte los dientes).

Lo único que necesitas es un vaso, el jugo de 1 (o medio) limón y agua tibia. ¡Si, es mágico!

0 · Comentarios