Los enviados de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ratificaron que es "arbitraria" la detención de la dirigente social Milagro Sala y manifestaron que "el mandato subsiste, lo importante es cómo van a implementarlo".

La ratificación de la opinión que el organismo había manifestado el 31 de octubre estuvo a cargo de los integrantes del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria, Sètondji Roland Adjovi y Elina Steinerte, en una conferencia de prensa que ofrecieron en la provincia.

Adjovi dijo que "la visita no fue para evaluar la situación de Milagro Sala" y ratificó que "su detención es arbitraria. El mandato subsite, lo importante es cómo van a implementarlo". 

Asimismo, expresó que "se va a reflejar en el informe anual ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y veremos cómo el gobierno argentino podría cumplir con el mandato".

El grupo de trabajo había pedido la libertad de la dirigente social en octubre, tras considerar como "arbitraria" su detención.

Después de esa manifestación, el gobierno argentino los invitó para corroborar esa situación. Steinerte sostuvo en declaraciones a medios locales que "la opinión emitida el año pasado sigue vigente".

Los delegados expresaron, además, preocupación "por el uso en exceso de la prisión preventiva" y la "selectividad del sistema de justicia penal argentina en relación con las personas de diferentes orígenes socioeconómicos y de quienes participan en protestas sociales".

En ese sentido, hicieron referencia a la "situación de vulnerabilidad" de niños, el colectivo LGBTI, pueblos indígenas y migrantes y destacaron que "tienen mayor probabilidad de ser detenidos por la policía, por la sospecha de haber cometido un delito o demorados para verificar su identidad".

Comentarios
Comentarios