0

El abogado Juan Pablo Gallego, abogado querellante en el juicio que condenó al cura abusador Julio César Grassi, descree de las versiones periodísticas que indicaban una cierta influencia del Papa Francisco para favorecer a aquel.

"Yo estoy convencido que ni el Papa ni nadie puede creerle a Grassi. Lo mejor que le puede pasar al Papa es que este delincuente sea confirmado como tal y sea apartado de la Institución", dijo en declaraciones a Eduardo Feinmann por Radio El Mundo.

Escuchá el audio completo a continuación:

Nuevo juicio contra Grassi:

Un nuevo juicio por desvío de fondos de la Fundación Felices Los Niños comenzó esta semana contra Grassi.

Grassi será juzgado ante el Tribunal Oral Criminal 3 de Morón por el presunto delito de "peculado" (o malversación de fondos, previsto en el artículo 263 del Código Penal y que tiene pena de dos a diez años de prisión) por el desvío de dinero de esa Fundación para el alquiler de la casa quinta "La Blanquita", que habitó desde 2002 mientras se sustanciaba el proceso. 

El juicio tendrá una duración aproximada de diez audiencias y la acusación estará a cargo de los fiscales Marcelo Papavero y Javier Ghessi, informaron fuentes judiciales.

El hecho que se le imputa al sacerdote data de 2002, cuando se mudó a la casa quinta de 7.200 metros cuadrados ubicada frente a las instalaciones de su Fundación, donde tenía prohibida la entrada luego de que la justicia abriera la causa por abuso, por la que finalmente fue condenado.

El cura habitó esa quinta durante cuatro años hasta que el dueño denunció una deuda por la falta de pago de algunos meses, lo que derivó en la sospecha sobre la utilización de fondos de Felices los Niños.

En mayo pasado, los abogados defensores de Grassi pidieron una probation por esa causa, es decir la suspensión del juicio a cambio de realizar tareas comunitarias, entre ellas tareas episcopales en el penal de Campana, donde purga la condena por abuso sexual.

En su primera intervención, el Tribunal Oral Criminal 3 de Morón, que integran los jueces Diego Bonnano, Raquel Lafourcade y Mariela Susana Moralejo Rivera, rechazó el planteo al considerarlo "extemporáneo", pues ya había fijado fecha de juicio.

No es la primera causa por desvío de fondos que afronta Grassi. En 2014, el programa PPT de Jorge Lanata reveló como se desviaban donaciones dirigidas a la Fundación, tales como colchones y alimentos, hacia el penal de Campana, en donde el cura está alojado por la condena por abuso sexual.

Grassi fue condenado a 15 años de prisión por abuso sexual de un chico que se alojaba por orden de la Justicia en la Fundación Felices los Niños. Pero esa condena todavía no está firme, ya que los abogados defensores apelaron a la Corte Suprema de Justicia de la Nación luego de haber pasado todas las instancias judiciales.

0 · Comentarios