Después de que la semana pasada Sebastián Wagner confesara la violación y asesinato de Micaela García, con la ayuda de su jefe, Néstor Pavón quedó como presunto coautor del hecho. Según la declaración del hombre, ambos salieron de "cacería" por el centro de Gualeguay, eligieron la víctima al azar y abusaron de ella, hasta matarla, en una noche "repleta de excesos".

Si bien la confesión de Wagner fue fundamental para que los investigadores terminaran de "cerrar" el caso, Pavón ya era motivo de sospecha porque el auto con el que llevaron a cabo el secuestro fue encontrado, tres días después de la desaparición de la chica, en su lavadero. 

Ver notaSebastián Wagner contó escalofriantes detalles del crimen de Micaela García

Además, quienes están al frente de la investigación tienen pruebas de que el hombre estuvo junto a Wagner después del crimen, cuando lavaron el auto para deshacerse de cualquier tipo de evidencia y también saben que fue quien lo ayudó a escapar a Campana. 

De esta manera le caerá la misma sentencia que a Wagner por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y posterior homicidio calificado por alevosía, por femicidio y criminis causae. Quedará a disposición de la justicia y será trasladado a la cárcel de Gualeguay.

Comentarios
Comentarios