"Yo también rezo por ustedes, hacen una tarea muy importante y difícil" dijo hoy el papa Francisco a un grupo de jueces argentinos que presentó en Roma un libro que, en el marco del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, busca difundir la mirada del Pontífice sobre el sistema carcelario.

La delegación, que le entregó al Papa un ejemplar del libro "Por una Justicia realmente humana" y le hizo llegar un crucifijo de madera hecho por mujeres detenidas en la cárcel de Ezeiza, fue encabezada por los presidentes de la Cámara Federal de Casación Penal, Alejandro Slokar; y del Consejo de la Magistratura Miguel Piedecasas. 

Junto a ellos se hicieron presentes en el encuentro con Francisco los presidentes de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, Horacio Dias, y de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, Rodolfo Pociello Argerich.


También estuvieron el consejero Juan Bautista Mahiques, secretario de Asuntos Penitenciarios del gobierno nacional, además del abogado Roberto Carlés y los representantes del Ministerio Público Fiscal Julián Axat, Enrique Senestrari, Nadia Espina y Josefina Minatta.


Además, participaron los jueces de Casación Federal Angela Ledesma, de Tribunal Oral Pablo Vega y de Ejecución Penal María Jimena Monsalve. 


En el marco del Jubileo extraordinario de la Misericordia dispuesto por el papa Francisco y que se extiende hasta el próximo 20 de noviembre, el intercambio se centró principalmente en las preocupaciones compartidas por los presos y su reinserción social, en línea con los discursos del Pontífice sobre el sistema carcelario, explicó Carlés en declaraciones a la prensa tras el encuentro.


El libro "Por una Justicia verdaderamente humana" fue editado en Francia a fines de 2015 y reúne en varios idiomas la intervención de Francisco de octubre de 2014 en la audiencia que concedió a distintas asociaciones de Derecho Penal y Criminología.


En esa oportunidad, criticó "las deplorables condiciones de detención que se verifican en diversas partes del planeta y constituyen a menudo un auténtico rasgo inhumano y degradante", explicó Slokar en diálogo con Télam. 


Estas condiciones, denunció entonces Jorge Bergoglio, son "muchas veces producto de las deficiencias del sistema penal, otras veces de la carencia de infraestructura y de planificación, mientras que en no pocos casos, no son más que el resultado del ejercicio arbitrario y despiadado del poder sobre las personas privadas de libertad".


Luego del encuentro con el Pontífice, los magistrados presentarán el libro en la Universidad Roma Tre junto al Director del Departamento de Jurisprudencia de la casa de estudios, Giovanni Serges, y al Presidente Honorario de la Asociación Internacional de Derecho Penal, José Luis de la Cuesta y al Presidente de la Sociedad Internacional de Defensa Social, Luis Arroyo Zapatero, que también visitaron al Santo Padre.

Comentarios
Comentarios