La Cámara Federal porteña confirmó hoy la detención del médico anestesista Gerardo Billiris en la causa en la que se lo investiga por el hallazgo de drogas en su departamento del barrio de Palermo, luego de haber quedado preso tras haber sido acusado de golpear a una joven, informaron fuentes judiciales.

La medida fue adoptada esta tarde por los camaristas de la Sala I, Leopoldo Bruglia, Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, al dejar firme la decisión del juez federal Sebastián Ramos de negarle la excarcelación a Billiris (40), con la que también había coincidido la fiscal Paloma Ochoa.

Según las fuentes, la defensa recurrió esa resolución de primera instancia por lo que la cuestión pasó a la Cámara que no solo rechazó la apelación sino que le sugirió al juez Ramos que evalúe si le corresponde incorporar al expediente las denuncias contra Billiris por abuso sexual.

El magistrado acusó de Billiris de "tenencia" de drogas ya que en su departamento se halló cocaína y marihuana, pero también lo imputó de "suministro" de estupefacientes a la joven golpeada, María Eugenia Belén Torres (21), delito por el cual lo citó a indagatoria el próximo viernes, dijeron los informantes.

Mientras que el viernes último, el médico anestesista debía ser indagado por el juez de Instrucción Rodolfo Cresseri por la denuncia de abuso sexual presentada por una modelo publicitaria pero no lo hizo por presentar un síndrome de abstinencia que afectaba su estado psicofísico.

Sin embargo, el acusado le reconoció a su abogado, Ramón Arigós, que la denunciante estuvo "infinidad de veces" en su departamento porque "salieron seis meses y medio" y negó haber abusado sexualmente de ella.

Esta modelo, cuya identidad se mantiene en reserva y actualmente tiene 23 años, contó que reconoció a Billiris en televisión cuando se difundió su foto a raíz del caso de Belén.

Entonces, se presentó a declarar y contó que en 2012 fue varias veces a la casa del médico porque se lo había presentado en un boliche, donde ella hacía "presencias", el actor y relacionista público Juan Martín Mercado (43), por lo que también fue detenido el miércoles en esta causa. La joven relató que siempre tomaban cocaína, pero que una noche Billiris les ofreció ketamina, algo que nunca habían probado. 

"Mi compañera accedió y yo me negué, pero mientras él la preparaba en un microondas, me insistía", contó la modelo y aseguró que en un momento su amiga no reaccionaba y ella no podía sacarla del departamento porque el médico no la dejaba. 

Siempre según el relato de la joven, después el anestesista le prometió que él y Mercado también se iban a inyectar y que a ella sólo le iba a colocar un mililitro de una jeringa, tras lo cual se despertó desnuda al lado de Billiris con manchas de sangre en la entrepierna y a su alrededor que no eran producto de una aguja.

A pesar de que el momento fue confuso, la modelo dijo que pudo darse cuenta de que su compañera y Mercado ya no estaban en el departamento y entonces decidió sacarle fotos al lugar y aportó esas imágenes como prueba ante la Justicia.

En coincidencia con lo relatado por Belén, la modelo dijo que el anestesista les ofreció trabajo porque necesitaba una "secretaria" para ayudarlo a organizar papeles y les dijo que podían consumir incluso en horario laboral.

También aseguró que sabe que hay muchas más víctimas del anestesista y contó que hasta tienen un grupo en Facebook para que todas se animen a hablar.

Por su parte, Belén declaró la semana pasada ante el juez Ramos que fue Billiris quien le dio las drogas que ella consumió el día en que fue golpeada, el 31 de enero pasado, en el departamento del edificio situado en Berutti 4543.

De hecho, cuando el personal policial llegó al lugar para rescatar a Belén y detener Billiris, secuestró 3,1 gramos de cocaína y 0,88 de marihuana en el departamento, y otros comprimidos y ampollas de drogas que se utilizan en su actividad profesional y que tienen la propiedad de anular la voluntad de las personas a las que se las suministra.

Comentarios