Una de las últimas herramientas que le queda al Gobierno para reactivar el consumo en un plan macroeconómico estático con alta inflación es la de los descuentos a través de la banca pública.

Noticia relacionada: Filas de hasta 8 cuadras en supermercados por el 50% de descuento

La promoción de 50% de descuento lanzada por el Banco Provincia para los segundos miércoles de cada mes fue al mismo tiempo un éxito y un fenómeno alarmante.

Alarmante porque el éxito del miércoles desnuda el discurso del Gobierno que señala que la Argentina está empezando a crecer, que aumenta lenta pero sostenidamente el empleo, que hay una tendencia a la baja en la inflación y que el consumo, en general, es igual al de los últimos años, choca con las olas de personas haciendo colas durante horas para acceder a los productos básicos.

El descuentazo del miércoles generó cuadras de colas de gente y a los funcionarios de Hacienda y Producción esa imagen les dejó un gusto a Venezuela, el modelo que usa el presidente Mauricio Macri como espejo de autoafirmación.

 
 

Comentarios
Comentarios