0

Los encargados del Operativo Sol comenzaron a instalar en las playas de la Costa Atlántica unas modernas cabinas metálicas que, como garitas compitiendo con los maltrechos miradores de los guardavidas, vigilarán lo que pasa en la arena.

Las primeras estructuras se colocaron en Pinamar, Gesell, Cariló y Mar de las Pampas. Y en la próxima semana se sumarán varias más en el resto de los balnearios. Las cabinas son blindadas y, como las grúas, están apoyadas en una plataforma de tres pies con un especie de brazo robótico que las eleva varios metros. Desde lo alto, un policía de la bonaerense escruta la playa “para advertir si se produce algún arrebato, pelea o gente tomando alcohol”, indica el jefe del Operativo Sol, Fabián Perroni.

Cada “Torre de Monitoreo” tiene dos cámaras domo (que graban 360°), aire acondicionado, pantallas de tv, grupo electrógeno y una sirena en el techo. Fueron trasladadas con remolcadores y no pueden ser instaladas sobre la arena por su peso: necesitan una superficie firme. Por eso las colocan en los cruces de las calles trasversales y la costa.

0 · Comentarios