Blaise Arnold rinde homenaje a lugares distantes , nostálgicos , olvidados y prácticamente abandonados por Francia . A través de su serie de luces rojas , captura bares , cervecerías , cafeterías y bares abandonados , París y sus suburbios con el asfalto mojado al anochecer o al amanecer , se enciende con el néon de sus luces.

Comentarios
Comentarios