La estación Pasco Sur pertenecía a la línea A de Subterráneos de Buenos Aires. Fue inaugurada en 1913, ya que perteneció al itinerario original de este ramal. Luego de varios años en funcionamiento se decidió su cierre en 1953, aunque muchos aseguran que en ella hay aún movimiento inusual y extraño.

Pasco Sur se encuentra aún en el andén opuesto a la actual semiestación Pasco, aunque a diferencia de la mayoría de otras estaciones, ésta no esta directamente enfrente, si no que “corrida” algunos metros.

Actualmente está abandonada, y su “frente” presenta un frondoso paredón de clausura. Sin embargo, decenas de testigos aseguran que pueden verse de vez en cuando “pasajeros de la época” aún esperando una formación del tren.

Cuando funcionaba, allí se detenían los trenes que iban hacia Plaza Miserere y posteriormente Primera Junta.

 

 

La estación Pasco fue inaugurada el 1° de diciembre de 1913 como parte del primer tramo del Subte de Buenos Aires, que unía las estaciones Plaza de Mayo y Plaza Miserere.

Fue nombrada en conmemoración de la Batalla de Pasco, librada el 6 de diciembre de 1820 en la ciudad peruana de Cerro de Pasco.

Cuando Pasco funcionaba como tal, como se dijo, los andenes no estaban “enfrentados”, sino que desfasados uno del otro. Hay varias teorías al respecto. Se cree que esto se debía al angostamiento de la Avenida Rivadavia en esa sección de la traza, ya que en esa época el subterráneo se construía al aire libre. También, en teoría con este “método” se lograría una mejor cobertura de los 1,3 kilómetros que median entre la estación Congreso y Plaza Miserere.

Hacia la década de 1950, la Corporación de Transportes de la Ciudad de Buenos Aires realizaba diversas reformas en la línea de subte. Estas reformas también alcanzarían a las estaciones Pasco y Alberti cuyos andenes sur y norte respectivamente fueron clausurados.

 

Estación Pasco Sur (Abandonada y tapiada)

 

Luego de su cierre, las plataformas permanecieron con sus luces apagadas a la vista del público, dando origen a múltiples versiones sobre su clausura.

El andén norte de la estación Pasco siguió operando como semiestación (ya que el tren solo para en ella cuando va en una dirección).

Pasco Sur fue cerrada al mismo tiempo que el andén norte de Alberti, la estación posterior a la citada Pasco. 

Las versiones “oficiales” sobre la clausura indican que “la estación fue abandonada por cuestiones operativas”, pero no se dan más detalles.

El entonces gobierno en 1953 no explicó el motivo del cierre del andén. El más común, por lo tanto, se debe a razones funcionales.

Sobre esta primera explicación, cabe mencionar que Pasco Sur se encuentra entre dos estaciones muy cercanas entre sí (Alberti y Congreso) y que para realizar este trayecto la formación debía arrancar y frenar casi al instante. Entonces, para evitar que los trenes se detuvieran tan seguido entre estaciones muy transitadas como Plaza Miserere y Congreso, los andenes de Pasco Sur y Alberti Norte fueron cerrados.

 

Estación Alberti Norte (también abandonada)

 

Al poco tiempo del cierre del andén se construyó un muro de ladrillos en el borde con un espacio enrejado en su parte superior para ventilación. Allí se almacenan materiales y herramientas utilizadas en el mantenimiento de la línea.

Ocasionalmente las luces en la estación quedan encendidas y se observa desde los trenes que los azulejos están intactos, como así también la boletería, los molinetes, y los carteles nomencladores de chapa enlozada. Estos estuvieron presentes en el trayecto original de la línea, algunos amurados a las paredes, mientras que otros estaban instalados en forma transversal al andén, desapareciendo hacia las décadas siguientes a 1960.

En Pasco Sur, se conservan todos los carteles en todas sus ubicaciones.

Pese a que se encuentra protegida por una pared de ladrillos para que no se pueda observar desde las vías, algunas personas han logrado fotografiar parte del interior de la estación por el hueco superior del muro o por ranuras en los portones del mismo, pudiendo observar mejor el estado actual.

Donde solía estar una de las entradas a la estación, sobre la Avenida Rivadavia, existe hoy una reja. Si se mira por dentro, puede verse la antigua escalera en penumbras y cubierta de basura.

Uno de los mitos que encierran a la estación abandonada Pasco Sur es bastante tenebroso, y cuenta que una novia, deprimida al haber sido abandonada por su novio en el altar se arrojó a las vías del tren entre las estaciones Pasco y Alberti.

Otra versión, aún más pasional, señala que la novia fue obligada por sus padres a casarse con alguien que no amaba y que por ello decidió suicidarse. Desde entonces, varias personas habrían visto deambular por esas estaciones a un fantasma vestido de novia. Este es uno de los mitos más antiguos del Subte de Buenos Aires. Para agregarle más misterio al asunto, cuando uno se aleja de la estación Pasco Sur se puede observar una cruz blanca pintada sobre el túnel.

Otros historiadores, entre los que se destaca Guillermo Barrantes lo cita en su libro Buenos Aires es leyenda. Allí cuenta que hacia 1913, cuando se iniciaban las primeras excavaciones, “aseguran que se quería hacer una estación y de repente el terreno cedió, todo se derrumbó sobre dos obreros que mueren sepultados vivos”.

 “No se dijo nada, se mantuvo en secreto y se construyeron Pasco y Alberti, que son dos estaciones extrañas, como mutiladas, en las que se usa solo la mitad”. En los registros periodísticos de la época no se menciona nada sobre el accidente. Ciertos «eventos» son relatados por trabajadores del Subte y pasajeros.

Más sobre “Buenos Aires oculta”Torre de los Ingleses, torre de la ironía

Esta historia y muchas más son parte de "Tarde pero Seguro", conducido por Mariano Jonte en ARG Radio.

 

Comentarios
Comentarios