0

Una mujer muere cada 30 horas en la Argentina y desde todas partes del mundo llegan reclamos para que se termine la violencia de género, pero ésta vez fue desde Barcelona.

Antonella Rocuzzo, la esposa de Lionel Messi, exigió que se terminen los femicidios y los abusos contra las mujeres.

"No podemos seguir permitiendo esta matanza de mujeres. Ni un femicidio Más. Ni una golpeada más. Ni una Violada Más: Ni Una Menos. Juntas podemos mujeres. Paro nacional de Mujeres. Miércoles 19 de octubre", escribió Antonella en su cuenta de Instagram. 

En diálogo con Radio El Mundo, Ingrid Beck, una de las impulsoras del lema "Ni Una Menos", criticó al Estado por su "omisión" y advirtió que "no hay más tolerancia". 

Mirá también:  

0 · Comentarios