Sabrina Pérez D'Alvia decidió poner fin a la relación que mantenía con Damián Baridó el año pasado. La joven había padecido gritos y maltratos por parte de quien por entonces era su pareja. Una vez concretada la separación, el hombre comenzó a amenazarla.

Damian Baridó estalló cuando se enteró de que las amigas y familiares de su ex mujer publicaban a través de las redes sociales los vídeos con las intimidaciones. "Te voy a matar, hija de puta", le dijo en uno de sus últimos llamados. "A partir de mañana, tu papito, tu mamita, tus hermanitos, van a tener que salir con chaleco antibalas, puta", advirtió fuera de si.

"A tus hijos te voy a matar: adelante tuyo", agregó. Sabrina tiene una hija con Damián y otros tres de relaciones anteriores. "¿Escucharon, fiscal, juez, policía? La voy a matar a la negra puta esta, porque no me deja vivir tranquilo", lanzó en otro tramo de esa comunicación.

 

 

 

 

Sabrina señaló consternada, "vi en la tele otros casos y no pude creer que eso me estaba pasando a mí. Pero no dejé que el tema creciera. Nunca me llegó a golpear, pero vi en él una olla a presión a punto de estallar. Como los chicos hacían ruido se puso a gritar. Casi le pega a mi hija mayor. Eso fue suficiente para mí", explicó Pérez D'Alvia.

"En diciembre iba a llevar a los nenes al colegio. Y me intercepta en la calle. A los gritos de nuevo, me dice que me va matar. Me quiere sacar a la nena y un bolso que llevaba. Yo tenía un botón antipánico y lo empecé a buscar en la cartera. Y él me decía que no lo tocara. Después dio la vuelta a toda velocidad y me tiró el bolso. La policía vino al ratito, pero ya se había ido. Son segundos en que no sabés qué hacer, cómo reaccionar. Además estaba con mis hijos", contó la victima al portal Big Bang News.

En la fiscalía de Pompeya/Parque Patricios, donde se tramita su denuncia, hay copias de las comunicaciones amenazantes. Baridó tiene una restricción perimetral que nunca cumplió. A partir del último contacto, Pérez D'Alvia cuenta con una custodia policial en la puerta de su casa y teme cruzarse con su ex pareja en la vereda.

Comentarios
Comentarios