El presidente Mauricio Macri y el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa participaron este miércoles de la cena a beneficio de la Fundación Libertad augurando un futuro promisorio para la Argentina y una nueva etapa para la región.

El evento se desarrolló en el complejo vecino a Ciudad Universitaria, con la presencia de gran parte del gabinete nacional, varios miembros del Poder Judicial -entre ellos el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti- y representantes del empresariado nacional que adhieren a la Fundación.

Luego de la introducción del presidente de la fundación, Gerardo Bongiovani, el escritor peruano tomó la palabra y desde el atril manifestó que "es un momento histórico para la Argentina, un momento excepcional y no peco de exagerado si digo que los ojos del mundo, y en especial de América Latina, están volcados en este país".

"Argentina vive un momento de transición en el que se están tomando medidas muy valerosas para corregir lo que anda mal, las políticas equivocadas que fueron apartando y aislando a Argentina del resto del mundo", señaló.

El premio Nobel 2010, autor de novelas célebres como "La ciudad y los perros" o "La tía Julia y el escribidor", celebró el rumbo del país desde la asunción de Macri: "El nuevo gobierno ha tomado las medidas valerosas y audaces para corregir ese pasado y encaminar a la Argentina en el camino de la libertad, la institucionalidad, fortaleciendo su democracia e integrándola de nuevo al resto del mundo".

Pocas horas antes, Vargas Llosa y Macri se encontraron en la residencia de Olivos para conversar sobre el país y la región. "Fue un diálogo muy cordial, en el que Vargas Llosa estuvo muy interesado en conocer la transformación cultural de la Argentina" señaló el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, minutos antes de entrar al complejo en donde se realizaba la cena.

A su tiempo, y luego de elogiar la belleza de la pareja del escritor, Isabel Presley, el presidente agradeció las palabras de Vargas Llosa y bromeó que ya "no despertás las pasiones violentas de otros años", en referencia a la edición de la Feria del Libro en la que Vargas Llosa era el invitado de honor a cargo de la apertura y sectores del kirchnerismo pidieron que se reviera la medida.

"Me alegro que estemos aquí apoyando a una fundación que ha defendido sus ideas, en la búsqueda de elevar el debate político durante muchos años", dijo el presidente.

"Con la Fundación Libertad compartimos el optimismo por el futuro, un futuro que ya empezamos a construir, cada uno desde su lugar" afirmó el presidente y añadió que "me desvela que cada argentino pueda decidir dónde quiere vivir, en qué quiere trabajar".

Sobre el cierre, y para dar lugar a la cena, el presidente remató que "la Argentina necesita que trabajemos juntos porque no me olvido la cantidad de argentinos que han sido abandonados por el Estado pero sin embargo tienen esperanza. Si creemos en nuestra capacidad no resta más que empujar a la Argentina hacia el futuro".

Comentarios
Comentarios