El fiscal Di Lello imputó al juez federal Claudio Bonadío y al actual titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, por presuenta administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y en favor de particulares.

La fiscalía dio impulso a una causa que empezó por una denuncia de u grupo de Diputados nacionales del Frente Para La Victoria. Además, la misma ex presidenta Cristina Kirchner pidió ser querellante y denunció a Bonadío en el Consejo de la Magistratura.

La denuncia de los legisladores apunta a descubrir si las pérdidas para el Estado Nacional en las operatorias de venta de dólar a futuro fueron por la devaluación de diciembre de 2015.

Di Lello requirió al juez federal Sergio Torres abrir la investigación contra de los funcionarios, teniendo en cuenta que hay sospechas y motivos suficientes para indagarlos.

Claudio Bonadío es el juez que tiene a su cargo la causa por el dólar a futuro, donde imputó y tomó declaración a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Comentarios
Comentarios