0

La Cámara de Diputados inició la sesión de este martes con el objetivo de convertir en Ley la ampliación de la figura del arrepentido y la reforma electoral, pero antes de empezar con ese debate hubo fuertes acusaciones por el rechazo al paro nacional de mujeres convocado por el movimiento "Ni Una Menos". 

El Frente Para la Victoria (FPV) propuso interrumpir la actividad para adherirse al paro nacional de mujeres impulsado por el movimiento "Ni Una Menos", pero el oficialismo de Cambiemos y parte de la Oposición votaron en contra de la medida y empezaron los cruces en la Cámara Baja.

El pedido del jefe de la bancada del kirchnerismo, Héctor Recalde, fue rechazado en una votación nominal y empezaron las acusaciones entre los bloques.

Para apaciguar los ánimos, el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, propuso un minuto de silencio para repudiar la ola de femicidios que se cobra una víctima cada 30 horas en la Argentina. 

El titular de la Cámara baja recordó que en las reuniones de labor parlamentaria se había acordado realizar un minuto de silencio en adhesión a la protesta por los femicidios.

Después, los diputados del Frente Para la Victoria y del Justicialismo se fueron del recinto y se fueron a manifestar sobre la Avenida Rivadavia para reclamar "Ni una Menos".

Todos los cruces: 

0 · Comentarios