En un contexto social donde las manifestaciones resultan la forma más viable de protestar frente a la falta de trabajo, la suba de precios y hasta la inseguridad con la que se vive en argentina, la ministra de desarrollo social, Carolina Stanley, habló al respecto de los piqueteros. A raíz de la declaración en la que aseguró que los piquetes están relacionados a una medida cultural y extorsiva que "viene de hace muchos años", las organizaciones sociales la acusaron de ser una "ignorante".

Además, Stanley había ampliado: "creo que a través del diálogo y de distintos mecanismos que vayamos implementando vamos a poder ir todos juntos hacia una situación donde haya menos piquetes en la ciudad de Buenos Aires".

En ese contexto, el dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Gildo Onorato, criticó: "Lo que no entiende la ministra es que se trata de un problema estructural de la matriz económica". En cuanto a si el discurso llamó la atención en la sociedad, Onorato consideró que no sorprende porque es "parte de un Gobierno que ataca los derechos" y concluyó en que la ministra es una "ignorante".

Por último, desde Barrios de Pie también repudiaron la medida: "Sería mejor que en vez de hacer este tipo de declaraciones, se haga más fuerza para resolver los problemas", dijo el representante de la organización, Daniel Menéndez, quien también hizo referencia a que los piquetes derivan de la forma en la que se vive hace años. 

Comentarios
Comentarios