La transparencia, una de las máximas obsesiones del presidente Macri para la obra pública, quedó otra vez en el centro del debate y encendió las alarmas en distintos niveles del gobierno nacional.

El Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (ENHOSA), que depende del ministerio de Interior que conduce Rogelio Frigerio, resolvió adjudicar a la constructora CPC, del empresario kirchnerista Cristóbal López, la construcción de una obra fundamental para los rionegrinos: un tendido para el transporte de los efluentes de Bariloche, que hoy se vuelcan en el lago Nahuel Huapi. También se ampliará la planta depuradora.

Ver ademásDe manera insólita el Gobierno privatizó el ARSAT, pasará a ser explotado por capitales extranjeros

El colector costanero tendrá una extensión de 6,5 kilómetros (en dos tramos de 3,7 2,8 km.) y permitirá al “Zar del Juego”, denunciado por la AFIP por no pagar 8 mil millones de pesos por la venta de combustibles con su marca Oil, embolsar 189 millones de pesos en 24 meses.

“Es una locura, Mauricio prometió que no iba a haber más Cristóbal López que no paguen sus impuestos y Frigerio le sigue dando obras”, se sinceró un asesor con acceso irrestricto al despacho presidencial.

 

El administrador de ENHOSA firma el polémico contrato con Cristóbal López

 

El malestar con Frigerio se extendería al propio presidente Macri. De hecho, el sábado mientras los ministros más relevantes realizaron un timbreo por los distritos más populosos de la provincia de Buenos Aires, el nieto del creador del desarrollismo se refugió en Entre Ríos, su pago chico, donde aspira a gobernar algún día, para una foto de ocasión con los candidatos de Paraná.Tampoco lo llevó esta mañana a La Matanza, donde el primer mandatario volvió a mostrarse, iniciada formalmente la campaña.

A pocos días de una elección donde el oficialismo se juega buena parte de su destino, cerca de la mesa donde se coordina la estrategia electoral y se repasan encuestas día a día, se mostraron preocupados porque consideran que beneficiar a Cristóbal López es darle ventaja a Massa, principal rival en procura del voto antikirchnerista, cuya socia política, Margarita Stolbizer, denuncia al patagónico desde hace varios años.

La adjudicación de obra cloacal en los paradisíacos paisajes patagónicos llamó la atención en la Cámara Argentina de la Construcción. “¿A Lázaro Báez le sacaron las máquinas, a Odebrecht lo suspendieron del registro de constructores y al empresario más cuestionado le siguen dando obras?, se preguntó un ejecutivo de una compañía mediana que supo tener más de un conflicto con Cristóbal López.

Es que entre los conocedores del mundillo de la obra pública no pasó desapercibido un dato: la oferta de CPC fue menor al presupuesto oficial, lo mismo que ocurrió con la ampliación de la planta depuradora, que ganó otra empresa. “Ponen presupuestos inflados para decir que se adjudicó por menos”, especuló un abogado acostumbrado a lidiar con licitaciones. El propio Frigerio suele repetir que las obras se están firmando entre un 15 y un 20 por ciento por debajo de lo previsto.

Ver ademásMacri evalúa una fuerte reforma laboral para aplicar luego de las elecciones

Desde la cartera de Interior, explicaron a ARG Noticias que la empresa de Cristóbal López ofertó por debajo del presupuesto oficial. “No digitamos licitaciones, no hay más club de la obra pública”, dijeron voceros de Frigerio y recalcaron que CPC cumplió con todos los requisitos del pliego, y fue la oferta más económica”.  

 

Comentarios
Comentarios