Daniel Cerezo se crió en un barrio humilde, se recibió de psicólgo social y comenzó a asesorar a empresas en cuestiones motivacionales y de liderazgo, haciendo especial énfasis en el concepto de pobreza.

 
 
 

Uno de sus últimos puestos fue en la fábrica de alpargatas con diseño Páez: allí se desempeñaba como Gerente de Cultura y Felicidad y ahora traslada sus conocimientos a los ministros macristas. Este miércoles participó de la reunión de Gabinete ampliada comandada por el presidente y la Gobernadora bonaerense en el Centro Cultural Kirchner.

Allí compartió escenario con los dirigentes sociales Margarita Barrientos y Héctor "Toty" Flores, pero no es la primera vez: el 9 de abril estuvo en la quinta de Olivos junto a Macri y su gabinete social.

En declaraciones radiales, Cerezo se refirió a su participación en el CCK: "No soy experto en felicidad. Estuve en dos reuniones. No tengo un cargo de ministro ni de nada".

En una entrevista publicada por el diario La Nación el 15 de febrero de 2015, Cerezo señalaba que cómo gerente de Cultura y Felicidad se encargaba de "mantener una cultura de amistad; ser flexibles al mismo tiempo lograr que las personas sean responsables. Uno de los grandes conflictos es que cuando las pymes crecen, pierden su cultura de familiaridad, de amistad".

Respecto a la felicidad, la definía cómo "entender que formás parte de algo y que ese algo te permite ser quien sos" y agregaba sobre la pobreza: "Existen múltiples pobrezas, y quien se cree que por ocupar una gerencia o estar en tal lado tiene más derechos que otros, es una persona pobre. En todos lados hay carencias tremendas".

 

Comentarios
Comentarios