Lázaro Báez y su hijo Martín pidieron la nulidad de las indagatorias ordenadas por el juez Sebastián Casanello, después de detectar varias cuentas en Suiza a nombre de los hijos del empresario con 25 millones de dólares, informaron fuentes judiciales.

Los dueños de Austral Construcciones SA argumentaron que el informe de la Unidad de Información Financiera (UIF), que detectó cuentas bancarias en Suiza a nombre de los hijos de Báez, se basó en "tareas de inteligencia" y no fue corroborado por vías oficiales, es decir, con un exhorto pedidos por el juez a Suiza o Panamá.

 

 

"La UIF está procurando otorgarle a la información que afirma tener en su poder, fruto de tareas de inteligencia, un manto de legalidad que no parecer surgir de las reglas propias de la actuación", sostuvieron en un escrito los abogados defensores Daniel Rubinovich y Rafael Sal-lari. 

Los letrados consignaron que en ese estado de desarrollo de las pesquisas el llamado a indagatorias "se convierte en un mero acto de arbitrariedad" por parte del juez federal Sebastián Casanello y solicitaron, a la vez, la suspensión de las citaciones hasta que se resuelva este nuevo incidente.

El informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) asegura que se detectaron cuentas no declaradas en el exterior con operaciones por más de 25 millones de dólares a nombre de los Báez y pidió expresamente sus arrestos. 

La Cámara Federal porteña confirmó este jueves el procesamiento y prisión preventiva de Lázaro en uno de los hechos por el que ya fue indagado, el dinero que según una filmación se contó en la financiera SGI en Puerto Madero en presencia de su hijo Martín, también con procesamiento confirmado pero sin prisión preventiva.

Leandro Báez fue citado para el 6 de julio, Melina Soledad Báez, el 7; Luciana Sabrina Báez, el 11; Lázaro Báez, el 12, y Chueco, el 13. A Pérez Gadín se lo citó para el 14 y al financista uruguayo Juan Pedro Damiani Sobrero para el 15. 

Comentarios