La titular de la Oficina Anticorrupción (OA) Laura Alonso, rechazó por segunda vez la invitación para asistir al Congreso para exponer sobre el millonario acuerdo del Estado con la ex Correo Argentino y en represalia la oposición podría cumplir con su amenaza de invitar a Franco Macri, que estaba a cargo de la fallida concesión.

 

La ex diputada del Pro, ya se había negado a asistir hace una semana, en esa oportunidad con la excusa de su participación en la reunión del Grupo Antisoborno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en París, lo que no le impidió pasar por el Congreso a final de semana a "capacitar" a empleados de planta.

 

Comisión de Comunicaciones

 

 

Ese día, garantizó que estaría este martes para hablar del acuerdo que el Ministerio de Comunicaciones intentó sellar con la familia del Presidente y que ante el escándalo, Macri debió dar de baja.

La Casa Rosada confirmó a LPO este lunes que la ex diputada macrista no irá al Congreso. Pero recién por la tarde llegó el comunicado oficial al presidente de la Comisión de Comunicaciones de Diputados, el massista Juan Brügge,  a través de una carta de Paula Bertol, secretaria de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete.

 

No es la primera vez que ocurre esta desprolijidad y estos ausentes con aviso: la semana pasada, el titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), Ignacio Martín Rial, no fue a la Comisión pese a haberse comprometido con Brügge unos días antes.

 

Desde el Ejecutivo justificaban el segundo faltazo de Alonso en la visita que hará el miércoles Marcos Peña a Diputados, donde brindará el segundo informe de gestión. Está más que claro que el Gobierno no quiere que se hable más de este engorroso tema.

 

Sin embargo, para la oposición no es suficiente y planean continuar con el cronograma de convocatorias para dilucidar porqué el Gobierno creyó conveniente cerrar el concurso de acreedores del Grupo Macri.

 

El próximo invitado sería el procurador del Tesoro, Juan Carlos Balbín, quien siempre se mostró renuente a involucrarse en un tema tan tóxico. Y si tampoco responde llamarán a Franco Macri, titular de Socma, la empresa en cuestión.

 

Se basarán en el reglamento de la Comisión que permite interrogar a empresarios con concesiones públicas. De hecho, los titulares de las telefónicas se pasearon por el Congreso el año pasado.

 

 

Comentarios
Comentarios