A un año de la derogación por parte del Gobierno de Macri del Plan Qunita, la gobernadora Vidal creó su propio programa, similar a aquel, denomindo “Al fin en casa”.

Se trata de un kit que incluye moisés armables para bebés prematuros. El diseño es similar pero con patas.

El programa “Al fin en casa” fue destacado por Vidal en el discurso de apertura de sesiones de este año, aunque sin hacer rteferencia a los moisés.

“Para reducir la mortalidad infantil y cuidar a los bebés prematuros cuando salen del hospital, impulsamos ‘Al Fin en Casa’. El programa ya está activo en Morón, Florencio Varela y San Miguel, y en cada caso acompañamos con recursos fundamentales como leche especial, guías para los padres, vitaminas, hierro y la libreta del prematuro”, había dicho.

En esos tres distritos se realizó el año pasado la prueba piloto, mientras que la semana que viene se firmaría el convenio para ampliar su llegada a otros municipios.

En febrero de este año el secretario de Salud de La Plata, Alfredo Luchessi, publicó en su cuenta de Twitter sobre la entrega de los moisés en el marco del programa en el distrito al mando de Julio Garro.

Para la adquisición de los moisés que entrega el gobierno de Vidal se recurrió en un primer momento a una contratación directa (número 238/16) por 195 unidades. Luego, el 21 de febrero de este año, se publicó en el Boletín Oficial el llamado a la licitación privada 17/17, “tendiente a la Adquisición de Moisés para Prematuro con destino a la Dirección Provincial de Salud de la Mujer, Infancia y Adolescencia perteneciente al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, por un presupuesto estimado $ 3.703.674,00”.

Entra ambas cunas no hay mayores diferencias en cuanto a sus materiales. Si en cambio la gran diferencia radica en su cobertura: mientras aquel acompañaba a la madre y el niño recién nacido en general, el dispuesto por la gestión de Vidal sólo está destinado a los casos de bebés prematuros.

Comentarios
Comentarios