La relación entre el Presidente Mauricio Macri y Gustavo Arribas comenzó en la década del '80, cuando Macri y sus amigos del Colegio Cardenal Newman organizaron una gira de ex alumnos para jugar al fútbol amateur en Estados Unidos. Pablo Clusellas, hoy secretario de Legal y Técnica, era compañero de Arribas en la Facultad de Derecho de la UBA y lo presentó a Macri.

Desde ese momento entablaron una gran amistad. En 1995, cuando Macri era presidente de Boca Juniors lo convocó a Arribas, que es escribano, para revisar y elaborar los contratos y las transferencias de los jugadores. Al ver la plata que se manejaba y el solo revisaba números, se metió de lleno en el mundo del fútbol y empezó a representar jugadores. Se fue a vivir a Brasil y desde allí gestionaba pases de futbolistas desde y hacia Europa. Sus transacciones más reconocidas fueron las de Carlos Tevez y Javier Mascherano al Corinthians y la de Martín Palermo de Estudiantes de La Plata a Boca Juniors. Junto al empresario Fernando Hidalgo, formaron HAZ Sports Agency para intermediar en las transferencias de futbolistas, aunque desde su entorno afirman que esa agencia no funciona hace cuatro años.

Su círculo íntimo comenta que cuando Macri le ofreció la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Arribas quedó muy sorprendido, ya que si bien se esperaba que le ofrezcan un puesto, suponía que iba a encargarse del Fútbol para Todos por sus conocimientos previos. Sin embargo, lo habló con su familia y amigos y aceptó tomar el desafío. Arribas pudo ubicar a gente de su entorno en el Gabinete Nacional: Como jefe de Gabinete de asesores está Mariano Herrera, un ex compañero de facultad, y entre sus asesores se destacan su ex esposa y madre de sus dos hijos mayores, Silvia Girón, especialista en Recursos Humanos, y el relacionista público Hernán Nisenbaum, con quien juega al paddle junto a Macri.

 

Nisenbaum con remera rosa. De blanco Macri, Arribas y Martín Seefeld

 

Arribas ya tuvo reuniones con representantes de las agencias extranjeras, entre ellas la CIA y el Mossad. Los contactos se hicieron a nivel institucional, pero aún no está aceitado el vínculo como para iniciar el intercambio de información. El titular de AFI entiende que estar en contacto con los servicios extranjeros es vital en temas como el narcotráfico, pero eso llevará años volver a fortalecerlo. 

Comentarios
Comentarios