La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentará este viernes en el Congreso toda la documentación relacionada con la polémica compra de un edificio para la institución hace tres años y se pondrá a disposición de los legisladores para declarar cuando ellos la convoquen.

Se supo, según el entorno de la funcionaria que no tiene pensado renunciar a su cargo.

"De ninguna manera voy a renunciar", aseguró Gils Carbó a su gente cercana.

Ella atribuye las denuncias en su contra por la compra del edificio a una supuesta campaña de "persecución y disciplinamiento" por parte del Gobierno hacia la Justicia.

En la Procuración trabajaban ayer para completar toda la documentación que finalmente enviarán el viernes a primera hora a la comisión bicameral de seguimiento y control del Ministerio Público de la Nación. La documentación incluirá una copia de todo el expediente administrativo sustanciado en torno a al compra del edificio de Perón 667, en pleno centro porteño.

Ver nota: Suspendieron un funcionario por la polémica compra de un edificio estatal

Gils Carbó ya había adelantado telefónicamente entre semana a referentes de los principales bloques parlamentarios su intención de acudir ante la bicameral para dar explicaciones sobre la adquisición del edificio de la polémica y motivo, incluso, de una causa penal.

El tema es si la procuradora responderá al amplio temario propuesto ayer por un grupo de legisladores del oficialismo.

Ver nota: Cambiemos pide citar a Gils Carbó al Congreso y archiva el juicio político

El temario incluye desde las designaciones de fiscales para cargos que finalmente no ocupan, el traslado de éstos a otros puestos de mayor relevancia, "eventuales desmanejos presupuestarios" y un supuesto "ejercicio arbitrario del poder de disciplina", entre otras cuestiones.

Comentarios
Comentarios