Cristina Kirchner volvió a pedir el apartamiento del "juez pistolero", como llamó al magistrado Claudio Bonadío, en la causa por la venta del dólar a futuro, informaron fuentes judiciales.

La ex presidenta recusó a los camaristas que convalidaron al juez Bonadio en la causa. El abogado de la ex mandataria, Carlos Beraldi, planteó que los jueces contribuyeron a "perfeccionar" un supuesto delito "aún en curso" por los cobros que reciben los compradores de dólar futuro. 

La defensa de la ex Presidenta fue en línea con la denuncia presentada por diputados kirchneristas contra Bonadio y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, por haber pagado esas operaciones. 

Este viernes se sabrá qué sala del máximo tribunal penal en lo federal responderá a ese pedido.

Para Beraldi, Bonadio debería ser responsabilizado "por no haber puesto ninguna medida restrictiva para que el Banco Central cesara con la operatoria del dólar futuro que él mismo había considerado delictiva".

Recién cuando finalicen esos interrogatorios, Bonadio podría resolver la situación procesal no solo de la ex presidente sino del resto de los imputados, como el ex ministro de Economía y hoy diputado Axel Kicillof y el ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli. 

En la denuncia original para que se investiguen posibles irregularidades en la venta de dolar futuro de noviembre del año pasado, los entonces diputados opositores Federico Pinedo y Mario Negri no habían involucrado a la ex mandataria, algo que sí hizo Bonadio. 

El magistrado la acusó en febrero de haber ordenado o autorizado a al ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, la venta de dólar a futuro a un precio algo mayor a los 9 pesos de la cotización oficial de fin de la gestión kirchnerista, lo cual habría representado "una pérdida de 17.000 millones de dólares" a la institución monetaria.

Comentarios
Comentarios