El abogado de Lázaro Báez, Jorge Chueco, rechazó los cargos en su contra en la declaración ante el juez federal Sebastián Casanello y luego del trámite quedó detenido en la causa por lavado de activos en la que también está preso el empresario santacruceño.

Chueco negó haber cometido un delito y reveló que intentó suicidarse dos veces, en su declaración ante Casanello. 

El abogado de Báez fue detenido en la ciudad de Encarnación, en Paraguay, después de haber sido buscando intensamente durante varios días. Antes había estado en un hotel de Iguazú, en Misiones, donde habría sido su primer intento de suicidio.

Comentarios
Comentarios