El juez federal Sebastián Casanello, quien iba a tomarle este jueves declaración indagatoria al abogado Jorge Chueco, lo hará mañana luego de que este pidiera ser sometido a una pericia psicológica para determinar si está en condiciones de prestar declaración indagatoria en la causa por lavado de activos en la que está preso el empresario Lázaro Báez, indicaron fuentes judiciales.

En ese sentido, los médicos que le realizaron la pericia psicológica determinaron que Chueco está en condiciones de declarar, por lo que el juez Casanello le tomará este viernes declaración indagatoria.

El pedido lo hizo esta mañana la defensa del abogado de Báez quien hasta esta tarde permanecía en el Edificio Centinela de la Gendarmería, donde pasó la noche tras ser trasladado desde Posadas, Misiones.

Chueco llegó a Buenos Aires procedente de Misiones adonde había sido trasladado desde Paraguay, país al que cruzó de manera ilegal y del que fue expulsado durante la noche del martes.

Durante toda la tarde el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py, donde se encuentra el despacho de Casanello, estuvo atravesado por la incertidumbre en relación a la declaración de Chueco, que finalmente no se produjo.

En ese mismo juzgado se tramita la causa que investiga lo ocurrido en la fiesta electrónica Time Warp, por lo que el movimiento fue incesante durante toda la jornada.

En ese contexto, el hijo del detenido Báez, Martín Báez, el empresario Fabián Rossi, y el titular del empresa aérea Top Air, Walter Zanzot, concurrieron al juzgado para notificarse de sus procesamientos y de los embargos impuestos en su contra.

Chueco ya había sido sometido el miércoles a diversos chequeos médicos e incluso había sido acompañado por un médico y un psicólogo durante su traslado desde Misiones, según relataron fuentes policiales.

El juez Casanello había ordenado la captura "nacional e internacional" de Chueco luego de que la ex mujer del abogado denunciara la semana pasada que el letrado había desaparecido tras realizarle un llamado desde la triple frontera en el que le indicó, entre otras cosas, como hacerse de una suma de dinero que le había dejado.

La orden de captura "nacional e internacional" de Chueco está incluida en la resolución por la que Casanello procesó a Báez y a otras siete personas por el presunto delito de lavado de activos. En esa orden citó a prestar declaración del abogado ahora detenido como parte presunta de esas maniobras de lavado.

En su escrito, el magistrado sostuvo que existían "sospechas concretas" de maniobras de lavado de activos mediante el depósito en la cuenta de Austral Construcciones, la empresa de Báez, de 33 millones de dólares "a través de nueve cheques endosados por Jorge Chueco, como apoderado de Helvetic".

Según el juez, las operatorias consistían en "transferencias de dinero procedente de fuentes ilícitas desde SGI Argentina SA a Helvetic Services Group SA", que compraba y vendía títulos que se transferían en dólares a través de un sistema de compensación y liquidación en Suiza.

El abogado de Báez había sido mencionado incluso en la maratónica declaración del financista mediático Leonardo Fariña quien los sindicó como un hombre con un "rol importante en lo jurídico", dentro del entorno de Lázaro Báez.

"Hasta donde yo tengo conocimiento, Daniel Pérez Gadín, Martín Báez, Jorge Chueco y Santiago Carradori viajan todos juntos a España en el año 2011 y de España a Suiza a hacer la concentración de los fondos que estaban en Europa", sostuvo Fariña en su declaración.

Comentarios
Comentarios