0

Parece que algunos dirigentes del radicalismo bonaerense se estan cansando de las decisiones de la gobernadora Vidal y del Pro. Según publicó LPO, en algunos municipios comenzaron a desobedecer las decisiones de "arriba" con el fin de posicionar a Ricardo Alfonsín. En la UCR no descartan ir a una interna en Cambiemos. 


El ejemplo de esta nueva citación es Chascomus, donde el intendente Javier Gastón, un vecinalista aliado al massismo, se quedó sin presupuesto. 

 

Javier Gastón, intendente de Chascomús

 

En aquel distrito, los radicales de Cambiemos votaron junto con el FPV -representado por La Cámpora y Nuevo Encuentro- para bloquear la aprobación hace una semana. Y este lunes le dieron una nueva seña de lo que serán sus conflictos para gobernar: en la última sesión del Concejo Deliberante los ediles le rechazaron al intendente la compra de una motoniveladora que iba a ser destinada al mejoramiento de la zona rural.


El caso de Chascomús preocupa a Cambiemos porque la UCR local desoyó la bajada de línea de María Eugenia Vidal y los concejales aseguraron que los radicales de La Plata les dieron 'libertad de acción' en la votación del presupuesto. La polémica se agranda porque -según la versión de los concejales de Cambiemos de Chascomús- sus pares radicales de La Plata les dieron "libertad de acción" en la votación del presupuesto. Según se supo, hubo también gestiones por parte del massismo con representantes del radicalismo en la Provincia, quienes ratificaron que los concejales del radicalismo de Cambiemos tenían "vía libre" para votar como quisieran. 


Ricardo Alfonsín se convirtió en un eslabón a considerar en la interna de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires y en su entorno no descartan que compita liderando una lista en las primarias de agosto. El diputado radical vence su mandato, quiere renovar y como pasa cada vez que hay escenarios parejos, con sostener un poco de imagen positiva negocia su reelección y lugares en las listas provinciales.


La UCR no se quiere quedar afuera y empieza a presionar en la interna. A eso también responde este "retobe" de los mismos radicales que desde La Plata autorizaron a sus pares de Chascomús a manejarse con libertad de acción, a sabiendas de que la consecuencia sería dejar sin presupuesto al intendente. "Nosotros queremos una lista de unidad, pero si no se dan las condiciones, no descartamos tener una lista", anticipó Carlos Fernández, senador provincial y vicepresidente de la UCR bonaerense. 


Es que los radicales tienen su propia interna. Ernesto Sanz no está quieto y promueve al neurocientífico Facundo Manes, a quien logró nombrar como asesor ad honorem de la Provincia y lo quieren en las listas. En tanto, Alfonsín tiene una relación ecléctica con el Gobierno. 


"Es una guerra abierta y declarada que arrancó en Chascomús", dijo una fuente local a LPO y aclaró que tampoco quieren tirar guiños de buena sintonía a Massa, ya que con la figura de Stolbizer saben que puede llevar a algunos hacia sus filas. Por eso, quieren fortalecer su propia tropa y jugar con su lista en interna.  

0 · Comentarios