La ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner definió ante la militancia de las organizaciones sociales las bases de su propuesta para crear un Frente Ciudadano e instó a los dirigentes de su espacio a "deponer los enfrentamientos" y concentrarse en la defensa de los derechos de quienes los votaron.

En una larga exposición que brindó en el ND Ateneo, ante militantes de organizaciones pertenecientes al kirchnerismo, la ex mandataria sostuvo que el Frente Ciudadano que propone debe ser "amplio, pluralista, convocando incluso a quienes estuvimos enfrentados para preguntarles en qué situación se encuentran ahora, si están mejor o peor que antes".

 

"Persuadir, hablar, convencer", exhortó Cristina y pidió a los militantes "bajar a la realidad de la gente, organizarse junto a los que más necesitan, en los barrios, en las fábricas, cuando lleguen las tarifas de luz".

En un teatro colmado por integrantes de La Cámpora, Nuevo Encuentro, Miles, Movimiento Evita, JP Evita, Unidos y Organizados, entre otras formaciones, la ex presidenta afirmó que "la primera regla de ese Frente Ciudadano es no creerse la columna vertebral de nada" y afirmó: "Hay que tener cabeza, corazón, brazos y piernas, porque sólo con la columna vertebral no vas a ningún lado".

"Los peronistas no somos los únicos que hemos contribuido a la creación de este proyecto, no somos el ombligo del mundo", agregó y destacó que "hay que debatir, pero también pasar a la acción".

Tras repasar las medidas implementadas por su gestión, reconoció que "los movimientos nacionales y populares han sufrido un retroceso en la región" y citó los casos de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, al borde del juicio político, y la derrota de Evo Morales en el plebiscito para quedar habilitado a un nuevo mandato, y al respecto sostuvo que "ya no hay (contra esos líderes) alzamientos militares sino alzamientos judiciales y mediáticos orquestados en toda la región desde una matriz externa".

En esa misma línea, Cristina llamó a "organizarse en la unidad y deponer los enfrentamientos", en un mensaje a los dirigentes peronistas que "fueron votados para defender los derechos de quienes los eligieron".

"Hoy quiero convocarlos a integrar el Frente Ciudadano", dijo y añadió que "ser ciudadano significa tener acceso al trabajo, a la salud y a la educación".

Según la ex presidenta, el frente que propone "es una forma distinta de organizarse" y que éste debe contener como consignas centrales la "igualdad de oportunidades junto a la libertad para elegir lo que uno quiere ser".

Sostuvo que le preocupa "la denostación de la política y de la militancia, algo que no podemos permitir". En el auditorio del ND Ateneo la escuchaban el ex ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el filósofo Ricardo Forster; el dirigente de Nuevo Encuentro y ex titular de la AFSCA, Martín Sabbatella.

También se encontraban el ex director de la AFI, Oscar Parrilli y el diputado nacional Andrés "Cuervo" Larroque, junto al dirigente de Miles, Luis D'Elía y Emilio Pérsico, del Movimiento Evita.

Cristina inició su disertación sentada a una mesa en el centro del escenario, teniendo a su espalda una pantalla donde previamente se vieron imágenes de Néstor Kirchner y de los actos que encabezó cuando ella era presidenta.

La agenda de Cristina

Sobre el final de su disertación, anunció que mañana retornará al sur "si Dios y el juez Bonadío me lo permiten". El viaje está programado para horas de la noche, según adelantaron fuentes kirchneristas, pero a las 17 se reunirá con científicos en el Instituto Patria para exponerles su propuesta, como lo hizo ante intendentes bonaerenses del Frente para la Victoria e intelectuales y artistas.

En cuanto a la reunión programada con senadores del FpV, las mismas fuentes dijeron que "todavía no está confirmada", aunque algunas versiones emanadas desde esa bancada señalaban que ésta podría concretarse mañana a partir de las 14.

Comentarios
Comentarios